Noticias

«Cuento del tío»: estafaron a una mujer de 92 años y le robaron US$ 52.000 en efectivo

La señora recibió un llamado en la que una persona, que se hizo pasar por su hijo, le dio indicaciones para entregar dólares que tenía.

La estafa inició con una llamada telefónica.

La víctima fue una señora de 92 años que reside en el barrio Prado (Montevideo), según informó Subrayado y confirmó El País. Un hombre la engañó para sacarle US$ 52.000. Una práctica de estafa conocida como el “cuento del tío”.

En la tarde de ayer la mujer recibió una llamada. Una persona, que dijo ser su hijo, le indicó que un funcionario del Banco República iba a buscar dólares que tenía porque se estarían devaluando. Más tarde, puso US$ 52.000 en efectivo en una bolsa y se la entregó al delincuente.

Fuentes del Ministerio del Interior indicaron que «hay pistas» sobre los autores del delito, pero aún se continúa trabajando.

El caso de ayer no es primero de este tipo. El 30 de junio el fiscal de Corte Jorge Díaz dijo: «Desde el 1° de noviembre de 2017 llevamos contabilizados más de 2.650 denuncias presentadas por persona mayores de 60 años que han sido víctimas de distintas modalidades de estafa”.

El “cuento del tío”, explicó el fiscal de Corte, es una modalidad de estafa que tiene “como público objetivo personas mayores autónomas, que viven solas y que son detectadas a través de distintas metodologías”.

La mayoría de los casos se han detectado en Montevideo, pero también hay denuncias en los departamentos de Canelones, Colonia, San José y Maldonado. “Han existido estafas de más de US$ 100.000, una concreta. Después US$ 3.000, son estafas de bastante dinero. En algunos casos se recuperaron cantidades de dinero”, dijo en referencia a las sumas involucradas.

En un comunicado divulgado el 13 de abril Fiscalía exhortó «a la ciudadanía en su conjunto y, en especial, a nietos e hijos, sobrinos, familiares cercanos y amigos a que se comuniquen con los miembros ancianos de su familia, les informen de la existencia de estas maniobras, que generen claves de comunicación, conformando un círculo de protección con herramientas para que la víctima, si recibe una de estas llamadas, no sea engañada»

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar